martes, 18 de octubre de 2016

Santo Junior, la leyenda continúa.

La máscara de El Santo tiene magia propia; Santo Junior.
Julio César SÁNCHEZ GARCÍA
La máscara de El Santo, tiene mucha magia, es increíble, quien está debajo de ella es una persona que debe tener mucho compromiso, entrenada, estudiada y demás: nosotros tan sólo  somos el cuerpo que le da existencia a este personaje, que tiene vida propia, por eso para mí es una gran compromiso y orgullo portar la máscara que me legó mi padre, mencionó Santo Junior.
Minutos antes de realizar su novena lucha en la República Mexicana, dijo que se encontraba nervioso, pero contento de presentarse en la Arena Pepe Cisneros, “me gusta que el público se acerque a disfrutar de nuestra presentación, a mi parecer la entrada es buena y sigo manteniendo en alto el nombre de mi abuelo, dice mi papá que él siempre quiso que el nombre de El Santo no saliera de las arenas y se conservara por siempre el grito de Santo, Santo, Santo”.
Indicó que su padre tiene ya 34 años de estar luchando, “yo apenas estoy empezando y tengo la bendición y dicha de luchar con él, compartiendo equipo, en la misma esquina, no sé, él en algún tiempo dirá adiós a la lucha libre y pues aquí estoy dando al público un Santo digno, como se lo merece”.
Santo junior tiene todo para triunfar, pero sobre todo el carisma y atención a su público, ya que antes de iniciar la lucha estuvo a la entrada de la arena para ofrecer playeras y máscaras de su firma, así como para tomarse la fotografía del recuerdo y dar autógrafos a aquellos que tuvieron la oportunidad de asistir a lo que  fue una función de lujo.
“Estoy muy agradecido con la gente que me sigue y  apoya, en Facebook por ejemplo, la mayoría de los comentarios,  son buenos, recibo desde  bendiciones y deseándome buena suerte y eso lo agradezco profundamente, malo que no me pelaran ¿No?  Pero cuando salí a vender unas playeras y demás, la gente llegó a pedirme fotos, autógrafos, y eso me encanta, me da mucho gusto que me estén cacheando bien y espero algún día pueda ser la mitad de grande de lo que es mi padre o de lo que fue abuelo”.
Tijuana fue el primer  lugar oficial en presentarse de manera oficial en la República Mexicana, “la primera vez que me subía un ring con el equipo de El Santo, fue  el dos de  junio en Inglaterra en el York Hall, fue un sentimiento indescriptible el presentarme siguiendo la leyenda de El Santo”.
En cuanto a los planes que tiene para la realización de una película que protagonizará junto con su padre, refirió “estamos terminando de ver los últimos detalles con varias productoras y los agentes de Estados Unidos, de hecho, si se llega hacer, será con una productora estadounidense y se filmaría en diferentes partes del mundo, se está pensando en México, Nueva York, China; ya estuve leyendo el guión,  y es excelente”.
Adelantó que es una historia increíble, nada que ver con la historia original y verdadera de El Santo,  “es una máscara que se hereda de padre a hijo, que se ha quedado en la familia, la ficción que trae es muy densa, muy buena,  pienso que rescata la idea original de lo que es el cine que hacía el Santo”.
Comentó que para tener el físico que actualmente posee, a principios del año estaba acudiendo dos veces al día al gimnasio y agarrar tanto fuerza como cuerpo, “ahora me dedicó a entrenar toda la parte de la lucha, para agarrar agilidad y fuerza física, regresé al gimnasio y ahora sólo voy una vez al día y me estoy dos horas, una hora de cardio más mis entrenamientos que realizo por la mañanas, que son dos o tres horas en ring, así como practico artes marciales todos los días por la tarde”.
Sus maestros han sido: El Solar, Eidi Karawi, El Dandy, “cuando estuve en Japón todos mis compañeros eran mis maestros, así como mi padre,  que me ha ayudado a pulir esos últimos detalles, él sabe cómo debo de tener mi estilo y demás, me ayuda en todo eso; he aprendido mucho con todos ellos y estoy muy agradecido por que fueron personas que creyeron en mí”.
Santo Junior no es un luchador improvisado y no quiso salir de la noche a la mañana para ser la continuación de una gran leyenda y escribir su propia historia, ya que desde los 12 años se ha dedicado a esculpir su cuerpo y entrenando, lo cual hizo con el maestro Solar, “hace dos años fue que empecé a entrenar con Último Guerrero, con el Magnífico, que también es un gran instructor y apoyo que tengo y en todo este inter he estado practicando artes marciales y gimnasios, por lo que ya tiene tiempo de dedicarse a deportes de contacto, varias competencias ganadas de artes marciales mixtas, King boxing, mau tai, jiu jitsu, definitivamente no soy un improvisado”.

Reconoció que le falta experiencia con la parte real de subir a un ring y trabajar con el público, “pero siento que técnicamente me he dedicado bastante a tener técnica y escuela, tal vez no soy el mejor, pero trato de darle al público lo que merece, un buen espectáculo”.







No hay comentarios:

Publicar un comentario