lunes, 14 de noviembre de 2016

LADY PINK, DE ACAPULCO PARA EL MUNDO.


Julio César SÁNCHEZ GARCÍA
Una de las luchadoras con el deseo ferviente de mejorar su técnica y algún día formar parte de la constelación de estrellas de la lucha libre en México es Lady Pink, quien en el mes de mayo del año pasado, dejó atrás todo en su natal Acapulco Guerrero para trasladarse a la Ciudad de México, para seguir aprendiendo de este rudo deporte.
En entrevista realizada a principios del presente año en la Arena San Francisco en lo que fue su primera presentación en la ciudad de Oaxaca, la gladiadora independiente mencionó que “a  pesar de que la gente cree que ser luchadora es fácil, para nosotras es difícil, nuestro estilo es muy diferente al de los hombres, aunque siempre dicen que ellos son más fuertes en la lucha, pero creo que no, porque hay mujeres que se rompen la madre para seguir adelante en este  bello deporte”.
Mencionó que su compromiso con su público es segur adelante, “gracias a los que confiaron en mí, sigo en esto, por lo que le voy a seguir echando muchas ganas, aunque extraño mucho mi lindo puerto, tengo que salir adelante”.
Aseguró que se dedicó a este rudo deporte gracias a que fue inspirada por su padre, el luchador Punky.
Lady Pink lleva dos años en el mundo del pancracio donde ya ha conocido de lesiones sobre todo en el tobillo al realizar una flecha hacia afuera del cuadrilátero y al no ser recibida se lo luxo, mismo que ya no le quedó bien, sin embargo, eso no fue suficiente para dejar ésta, que es su pasión.
En la actualidad Lady Pink tiene rivalidad con Diosa Quetzal.
El diseño de la máscara que utiliza actualmente la  usaba su padrastro, Baby Rey.

Lady Pink, continua su carrera buscando lograr algún día ser del gusto de los aficionados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario