martes, 27 de diciembre de 2016

EL INCREÍBLE, EJEMPLO DE TENACIDAD, PERSEVERANCIA Y VALOR.


Julio César SÁNCHEZ GARCÍA
Uno de los luchadores leyenda que es ejemplo de disciplina, esfuerzo y tenacidad es Silverio Miguel Jiménez Orozco, mejor conocido en el mundo del pancracio como “El Increíble”, mismo que demostró a propios y extraños, que cuando existe fuerza de voluntad, las metas que se traza uno, se pueden alcanzar.
Jiménez Orozco recordó que él siempre ha sido aficionado a la lucha libre, “no faltaba al cine cuando proyectaban películas de El Santo, Blue Demon, “siempre traía en la mente el ser luchador”.
Por desgracia a la edad de nueve años tuvo un accidente donde perdió su brazo izquierdo, lo cual no lo hizo disipar las ganas de seguir su sueño, por lo que a la edad de 15 años empezó a entrenar, “me hacían el feo porque era una persona discapacitada, supuestamente, incluso, el mismo Melitón “Químico” Luna me dijo que era un deporte que yo no podía hacer”.
Sin embargo, eso fue lo que a él le ayudo más; “tomé todo el coraje que tenía y me dije que les iba a demostrar que sí podía, al grado que él fue quien me dio el nombre de batalla, se lo sacó de la manga un día que estábamos entrenando, me dijo que era increíble que una persona como yo estuviera metido en un deporte tan fuerte y duro y que a él le gustaría que llevara precisamente ese nombre “El Increíble” y así se me quedó”.
Refirió, “en un momento dado fue ponerme en contra de aquellas personas que decían que no podía luchar, eso hizo nacer en mí más que todo, el ser luchador”.
A lo largo de su vida luchística ganó innumerables máscaras y cabelleras, incluso de gladiadores del Distrito Federal, hoy Ciudad de México,  como la del “Perro Callejero”, “Hermanos Diablo”; en cuanto a cabelleras recordó algunas de sus máximos rivales que eran los Hermanos Cisneros, “alguna vez le quité la cabellera y  algunos más, pero no recuerdo los nombres de los demás compañeros, porque me dedicaba a luchar y no presumir de algo que lograba a base de entrenamiento constante, esfuerzo y trabajo”.
También fue poseedor del Campeonato de Parejas, Tríos, Campeonato Intercontinental, “éste último me trae muy buenos recuerdos porque salió el pique con  una persona que venía de Japón, y en la Arena Santa María se lo gané”.
Los luchadores con los que subió como pareja fueron: Conde Salazar, Kingo (q.e.p.d.), Jungla III, entre otros, con los que compartió campeonatos, así como de tríos con  El Cardenal,  “ y otro compañero del cual no recuerdo su nombre, éramos unos técnicos a los cuales la gente quería mucho, tuvimos el campeonato de tríos  que los apostamos contra Los Apocalipsis, de Veracruz,  fueron unas batallas muy buenas en las que les quitamos sus campeonatos, lógico, también nos dieron nuestras arrastradas, pero sí fueron varios los campeonatos que tuvimos”.
Uno de los recuerdos que tiene es con su compadre Ray Alcántara (q.e.p.d), “él era rudo en ese tiempo, formaba  parte de los Misioneros de la Muerte de Oaxaca y nos tocó enfrentarnos en mano a mano,  nos estábamos dando hasta con la cubeta, llegó un momento en que en unas patadas voladoras lo saqué del  ring, viendo que estaba muy golpeado, traté de levantarlo y como era más pesado que yo, no lo pude levantar, lo único que se me vino a la cabeza fue decirle, compadre súbete porque no puedo contigo”.
Referente a lo que la lucha libre oaxaqueña puede esperar de “El Increíble” dijo “a los jóvenes que quieran aprenderla, se acerquen al Gimnasio Municipal donde trataré de enseñarles lo que  aprendí, siempre he dicho que los nuevos luchadores están en la gloria, porque para entrenar ya pueden subir a un ring,  los ayuda uno un poco, porque antes para hacerlo primero se tenía que estar en el suelo rodando, haciendo  cosas que hasta los grandes de ese tiempo, de la primera generación de luchadores,  te daban permiso de subir al cuadrilátero”, mencionó.
“Me gustaría que los jóvenes se acercaran para que aprendieran lucha libre de la antigüita, las técnicas viejas, porque siento que ha sido la mejor, no es de voladores, tal vez, pero sí de llaveo y contra llaveo, se les va a enseñar lucha libre desde cero, para que sean buenos luchadores y que realmente, engrandezcan la lucha libre”, concluyó.






No hay comentarios:

Publicar un comentario