viernes, 13 de enero de 2017

PRÍNCIPE DRAGÓN, CON FUEGO EN EL CORAZÓN.


Julio César SÁNCHEZ GARCÍA
Descendiente de una familia de luchadores, como es el caso del  luchador que ha dejado su legado a través de una de las películas que ha tenido gran éxito a nivel nacional e internacional “Nacho Libre”, “El Caballero de la Muerte”, “La Olímpica”, su hermano “Caballero de la Muerte Junior” y su tío “El Psicópata” Príncipe Dragón,  empieza a escribir su propia historia.
A el gladiador le nació el amor por la lucha libre desde muy pequeño, “por lo que me ha contado mi padre, después de una lucha de El Santo, a los tres días fue mi nacimiento, literalmente iba a nacer en la arena”.
Al ser parte de una dinastía luchistica el compromiso para esta joven promesa de la lucha libre es pesada, “ya que mis padres, mi tío, mi hermano, para mí solo es, aparte de mucho trabajo sí es difícil la encomienda, pero con el apoyo de mis profesores de lucha libre, saldré adelante”.
Su debut profesional fue el seis de enero del 2016, en una población que se encuentra a 15 minutos de Miahuatlán de Porfirio Díaz, donde llevó de pareja a “Black Saeta”, para enfrentar a “Caballero de la Muerte” y “El Salvaje junior”, y como referí “El Chilango García”, “fue una lucha pesada pero salimos victoriosos y por ello, me dedico a estar de manera constante en el gimnasio, para aprender cada día más evoluciones y las nuevas llaves que van surgiendo en el mundo del pancracio”.
Por ello, tres días a la semana, de 18:30 a 20:00 horas acude al Gimnasio Municipal, aunque diariamente desayuna, come y cena lucha libre con su padre, “él me da teoría y aparte entreno en diferentes gimnasios”-
Dijo que desde que sale de su casa va motivado para presentar lo mejor de su repertorio luchistico a los fans de la lucha libre, “ya llevo el personaje en mi sangre y al ponerme la máscara me transformo, es algo muy bonito, mis luchas se pueden contar con los dedos de las manos, no han sido muchas, pero las experiencias han sido grandes”.
Referente al nombre, recordó que porque fue el primer nombre que tuvo su padre, “El Príncipe Negro”, entonces, yo quise traer algo de mi padre, pero no del “Caballero de la Muerte” sino del que fue su primer personaje, y Dragón porque siempre me han gustado estos personajes de ficción y quería incluirle una parte mía y otra de mi papá, fusionando ambos nombres, así es como nació Príncipe Dragón”.
Uno de los sueños que tiene este luchador es pisar, estudiar y luchar en  la Arena México, por lo que se está preparando para algún día realizar ese y otros sueños más que tiene, este joven científico, en el mundo de la lucha libre.









No hay comentarios:

Publicar un comentario