miércoles, 1 de febrero de 2017

LALO Y SU LOCURA, LA LUCHA LIBRE.


Julio César SÁNCHEZ GARCÍA
Uno de los luchadores oaxaqueños que vive su gran locura, la lucha libre, es Lalo El Loco, quien se atreve a desafiar no solo a las grandes figuras del pancracio nacional e internacional, sino a las alturas, siendo toda una garantía de emoción, vuelos y evoluciones dentro y fuera del cuadrilátero.
Con más de 15 años dentro de la lucha libre, 13 de ellos como profesional, Lalo El Loco se ha enfrentado a luchadores de la Ciudad de México así como locales, “para mí, es un orgullo luchar en contra de luchadores oaxaqueños, porque para ser perfecto primero se tiene que ser en tu tierra y después en otros lugares, por eso trato de demostrar con mi propia gente mi capacidad contra cualquier contrincante que me pongan”.
Por lo general, Lalo El Loco no compagina con muchos de sus compañeros, por lo cual no ha decidido hacer pareja con alguno de ellos, solamente ha compartido en ocasiones hacerlo con Súper Águila, ya que coincide en su faceta aérea con la que cuenta este gladiador.
Este luchador inició su carrera luchistica con una máscara prestada para hacer su debut que era la de Black Fire, iniciando de rudo, “posteriormente, uno de mis  tíos que era luchador profesional que era Kid Cobra, me otorgó su nombre,  de ahí surgió Kid Cobra junior, pero uno como luchador siempre busca lo que le gusta y agrada, y para mí la máscara no fue una gran oportunidad que me haya compaginado con la misma, por lo que me tuve que desenmascarar para sentirme bien y expresar en el cuadrilátero lo que  sé a todo el público”.
Por lo que, se despojó de su máscara para hacer su propia historia, misma que va escribiendo con letras de oro, ya que en cada una de sus presentaciones entrega lo mejor que tiene, dejando satisfecho al público que asiste a disfrutar de luchas que quedan en la memoria del aficionado, el cual queda cautivado de cada una de sus evoluciones.
“Una de mis satisfacciones es que aposté mi cabellera en contra de Averno, desafortunadamente la perdí, pero para mí fue un placer el haber luchado en contra de un señor tan profesional como él”, mencionó.
Entre los gladiadores con los que ha luchado se encuentran: Atlantis, Shoker, Último Guerrero, Máximo, Máscara Sagrada, El Sagrado, Negro Casas, Toscano, Misterioso Junior,  entre otros luchadores de gran trayectoria luchistica.
Acostumbrado a brindar un espectáculo de primera, pocas son las veces en las que sus luchas son sangrientas, “una nada más fue sangrienta y fue contra Sangre Azteca en el Gimnasio Ricardo Flores Magón, porque se me vinieron varios encima, con ellos iba a ser una rivalidad, pero afortunadamente no se dio, el señor es un gran luchador y aquí estoy cuando él y un promotor lo quiera y se concrete algo con él”.
Finalmente, agradeció al público su apoyo en cada una de sus presentaciones, porque ellos son los que nos hacen ídolos, porque luchadores van y vienen, pero si al público no les agrada su forma de luchar o su espectáculo, nada más no logran triunfar, entonces, ellos son los que hacen a un gladiador y nos mueven, entonces, mientras me sigan pidiendo en un cuadrilátero o una arena, ahí estaré con mucho gusto”.








No hay comentarios:

Publicar un comentario