viernes, 7 de abril de 2017

LOS LUCHADORES NOS DEBEMOS A NUESTRO PÚBLICO: HIJO DE FISCHMAN, MÁSCARA SAGRADA JUNIOR.

Julio César SÁNCHEZ GARCIA
En su reciente visita a la ciudad de Oaxaca de Juárez, los luchadores Hijo de Fischman y Mascara Sagrada junior, en lo que fue una conferencia en contra de las adicciones realizada en la Arena Pepe Cisneros, destacaron que los luchadores se deben a su público, pero principalmente a los niños, quienes siempre tienen la ilusión de que les extiendan la mano para saludarlos.
Refirieron que ellos también son padres de familia, por lo que, cuando se encuentran en su hogar procuran darles toda la atención necesaria a sus hijos, porque muchas de las veces ellos no se encuentran al tener que cumplir con compromisos, y están conscientes que sus hijos tienen la ilusión de disfrutar su compañía.
“A pesar del cansancio que representa subir a un cuadrilátero, siempre tenemos que brindar la atención a los pequeños, tomarnos la foto, firmar un autógrafo a los niños, porque en ellos son los que ponen el ambiente en las funciones, son los que se desviven por estar en una función de lucha libre, así como los grandes, y sacan así como los grandes su enojo que viven en el hogar o en la  escuela, todo lo dirigen en la lucha libre por apoyando al bando que les agrada ya sea técnico o rudo”, comentaron.
Al ser profesionales en este deporte ellos aceptan que el público éste en contra o a favor, pero principalmente los niños son su público, “en general todos, pero los niños son lo primordial para nosotros, porque en 15 o 20 años, se nos acerque una persona y nos diga, oye, yo te ví luchando, fuiste mi ídolo, yo creo que eso es lo que nos fortalece y te dices que de algo sirvió el haberlo saludado, de haberle dado ese tiempo que te pedía en los momentos en que más agotado estabas”.
Destacaron que se les han acercado padres de familia para decirles que se tomen una fotografía con sus hijos, porque son sus ídolos por lo que lo hacen con mucha satisfacción, “aunque lamentablemente existen muchas excepciones, que no le ponen atención al público, pero en nuestro caso, procuramos estar con ellos, porque nuestro trabajo no es nada más subirnos al ring y luchar, sino también convivir con el público.
Aconsejaron a los pequeños que se dediquen a practicar un deporte en el que se sientan bien, alejarse de cada uno de los vicios que existen y que van surgiendo, mantener siempre sana su mente leyendo libros de cultura general, convivir momentos gratos con sus amigos, pero sobre todo con su familia, ya que de esta manera se puede ser feliz sin necesidad de llevarse un cigarrillo a la boca o bebidas alcohólicas, que aparte de que les hacen daño a su salud, los hace estar cada vez más indefensos.
Posteriormente, otorgaron autógrafos y se tomaron la foto del recuerdo con estos dos luchadores, que también disfrutaron de la presencia de su público, demostrando su calidad humana.








No hay comentarios:

Publicar un comentario