sábado, 22 de abril de 2017

LUCHADOR ILUSTRADO, ENTRE SUS DOS PASIONES: EL ARTE Y LA LUCHA.

Julio César SÁNCHEZ GARCÍA
Tomás Carlos Ilescas Hernández, mejor conocido en el mundo de la lucha libre como El Luchador Ilustrado, quien con su creatividad y talento realiza productos de primera calidad referentes a este rudo deporte y que ha combinado tanto esta pasión como la de las artes plásticas, lo cual le ha dado buenos resultados.
Su pasión por este deporte surgió cuando era pequeño, ya que su padre Tomás ilescas Cruz vivió mucho tiempo en la Ciudad de México y se le facilitaba llegar al Toreo de Cuatro Caminos, que fue todo fue todo un símbolo de este deporte, “él conoció a los pioneros de esta disciplina, al Santo, Blue Demon, Mil Máscaras, Dos Caras, entre otros, por lo cual tenía su colección de revistas.
De vez en cuando su padre pegaba posters en el cuarto en el que dormía, por lo que, desde entonces le empezó a llamar la atención este mágico mundo de la lucha libre.
En la actualidad al haber estudiado la licenciatura en Artes Plásticas, por lo cual dejó a un lado su pasión, sin embargo, al desarrollar un tema en su carrera, retomó la idea de la máscara como un símbolo, la dualidad de las personas y empezó a realizar pinturas, acuarelas y posteriormente, al conocer a Tony Cisneros y Xtreme Fly, luchadores locales, les empezó hacer los carteles de lucha y adentrarse en la producción  de artículos y diseño de carteles, equipos de lucha libre y cualquier souvenir de lucha libre.
Recordó “al principio los hacía para mí, en Oaxaca no había tanta oferta, no iba mucho a la hoy Ciudad de México y veía como algunos amigos subían tanto plush, llaveros, stikers de luchadores y empecé hacerlos para mi nada más, después me empezaron a encargármelos y me ha ido bien al hacer de personajes como Diamante Azul, Míster Niebla, Máscara Sagrada junior, Robín Alvarado, a muchos de los que han estado en Oaxaca”.
Los Pluchs empezaron a salir aproximadamente hace cinco años en la lucha libre, “traté de hacerlos distintos  a los de la Ciudad de México, los cuales eran muy rudimentarios, los monitos eran iguales nada más les ponían el disfraz un poco forzado, aunque ya los han ido mejorando bastante, pero yo los hice un poco más elaborados, como es hacerles las caras realistas”.
Uno de los Pluchs que realizó fue para Mistyque que se tuvo que cambiar el nombre a Katana, para  Keira y Sexy Star.
Para Ilescas Hernández es una satisfacción el ver como chicos y grandes se interesan por sus productos, “aquí se pierde un poco la madurez, todos los que vamos a las luchas somos un poco infantiles al comprar la playera, la máscara, se pierde un poco la seriedad de la persona, pero caray, es un deporte que nos apasiona”.
Aceptó que al principio al realizar carteles estaba estancado en su producción artística, ya que realizaba exposiciones y algunas muestras pictóricas, “pero es como en todo, una zona muy competida y unos manejos que en lo personal no me gustan mucho y entonces al empezar con la lucha libre, abrí un segmento de mercado nuevo para mi y  creo que cuando empecé en Oaxaca no se hacían carteles como se hacen ahora, bien dicen que la competencia genera cosas buenas para todos, por lo que, le empecé a echar muchas ganas al diseño y por eso mis carteles son igual o mejores de cualquier parte de la República Mexicana y paulatinamente los he ido puliendo más”.
Y es que, la mayoría de sus productos los adquieren adultos de 40 o 50 años, los cuales se emocionan con sus productos y le piden constantemente diferentes diseños.
En la ciudad de Oaxaca al menos el 60 % de los amantes de la lucha libre debe de tener por lo menos uno de sus productos, desde una estampa, un muñeco, “la verdad he tenido mucha suerte en eso de que me consuman mis productos”.
Adelantó que en agosto realizará una exposición con un artista, Ricardo Olivares,  que también es fan de la lucha libre, donde expondrá un abecedario de este deporte que será pictórica y gráfica, “es una exposición plástica, es algo separado de lo que he estado actualmente, lo que quiero es comenzar una exploración más artística y plástica del mundo de los costalazos, para reunir las dos pasiones que tengo, las artes y las luchas”.
Invitó a los que no se han acercado a disfrutar de un espectáculo lleno de magia, misterio, lágrimas y risas, como es la lucha libre, a que se den la oportunidad de visitar las arenas que  van surgiendo y las que ya tienen una tradición luchistica, a que lo hagan y que sientan tanto la adrenalina y lo vistoso que es este deporte.








No hay comentarios:

Publicar un comentario