miércoles, 10 de mayo de 2017

¡FELIZ DÍA DE LAS MADRES!


Julio César SÁNCHEZ GARCÍA
Uno de los seres más bellos de la tierra son las madres, por lo que, Fotoluchas no podía pasar desapercibido el 10 de Mayo, en el que algunas de ellas tendrán la fortuna de estar con sus hijos, en tanto otras, como en el resto del año, seguirán trabajando sin descanso.
Este es un pequeño reconocimiento a dos luchadoras, una en el encordado y otra de la vida, mismas que luchan, cada quien, en su campo de batalla, para sacar adelante a sus hijos, por lo que, Fotoluchas agradece el tiempo que dedicaron para estas entrevistas, mil gracias.
Soñadora, es una joven luchadora que se ha quedado en el gusto del público, esto, por los espectaculares lances que realiza en cada una de sus presentaciones que tiene dentro y fuera de la ciudad, donde hemos sido testigos de la admiración y respeto que causa junto con su pareja sentimental Soñador.
Para Soñadora, el ser madre es una bendición, “es algo muy bonito ser mamá, y para mí si es algo complicado el tener que entrenar y ver por mis hijas, siento que les tengo que dedicar más tiempo, porque en estos momentos en que estamos en el mundo de la lucha, tenemos que dividirnos en muchas partes, en el trabajo, hijas, esposo, entrenamientos, a veces ando apurada, porque a partir de las seis de la tarde tengo que estar libre para entrenar”.
Para ello, Soñadora cuenta con un ángel más que es su mamá, la cual la acompaña a todas las funciones, “a veces son lejos y me ayuda bastante, ya que ella se encarga de cuidar a mis niñas mientras estamos tanto en la lucha o entrenando, es por eso que a veces ser mamá y luchadora a veces es complicado, a mí no se me hace tan difícil porque, repito, mi madre me apoya”.
Referente a cómo retribuye a sus hijas el tiempo en que se dedica a la lucha libre, mencionó que “trato de retribuirlas con amor, cariño y tiempo, hay veces en que le digo a mi esposo que no puedo entrenar, porque siento que tampoco se les puede descuidar, hay que tenerles atención, además que al entrenar en nuestro negocio, la lona la tenemos de mi suegro y ahí mismo trabajamos, entonces, se nos hace fácil entrenar arriba y ellas en la planta de abajo”.
Lo complicado es cuanto tienen que salir a entrenar en ring, donde los apoyan sus suegros o en su casa su mamá, “en las luchas tampoco las dejamos, siempre andan con nosotros, ellas son felices, en alguna lucha donde haya feria, ellas se van a los juegos mecánicos y andan contentas”.
Recomendó a las nuevas madres que siempre tomen en cuenta a sus hijos, “que nunca los descuiden, siempre hay tiempo para todo y pienso que lo primero es la familia, tenemos que acomodarnos en tiempos, es bonito echarle ganas al deporte, siempre y cuando no descuidemos a nuestros hijos”.
Finalmente, envió un saludo a la porra técnica que los apoya en cualquier arena en la que se presentan, “porque ellos son los que ponen el ambiente en las luchas, de un lado apoyando a los científicos y del otro apoyando a los rudos”.






1 comentario: